SENTENCIA TARJETA REVOLVING

Servicios Prescriptor y Medios de Pago Condenada por Usura.

Casos de éxito

Servicios Prescriptor y Medios de Pago (antes EVOFINANCE) ha sido condenada por usura en una tarjeta de crédito MBNA suscrita en 2003 mediante Sentencia dictada el pasado 21 de septiembre de 2021 por el Juzgado de Instancia nº12 de Gijón.

El afectado acudió a nuestro despacho a inicios de año al percatarse de que algo ocurría pues tenía el producto financiero desde hace casi dos décadas y no para de pagar cuotas, aun cuándo llevaba años sin utilizar la tarjeta.

En el referido contrato se fijó un interés remuneratorio especialmente alto del 26,82% TAE.

Teniendo en cuenta que se trata de un contrato de tarjeta de crédito, en concreto, contrato de tarjeta MBNA, que permite al consumidor obtener dinero en efectivo o el pago de bienes o servicios, mediante la concesión de crédito con un tope máximo de disposición, a la par que establece una forma de pago aplazado con una cuota porcentual del mismo según en las condiciones particulares pactadas. Sin embargo, en ningún momento fue conocer de los verdaderos intereses que le iban a cobrar.

Parafraseando la mencionada Sentencia,  la TAE del 26,82% del crédito revolving (que en el momento de interposición de la demanda se había incrementado hasta el 27,24%, ha de compararse con el tipo medio de interés de las operaciones de crédito mediante tarjetas de crédito y revolving de las estadísticas del Banco de España, que, según se fijó en la instancia, era algo
superior al 20%, por ser el tipo medio de las operaciones con las que más específicamente comparte características la operación de crédito objeto de la demanda. 

Consecuencia de ello, se condena a la financiera a la restitución de aquellos importes que hayan excedido del capital prestado y no abonado por el consumidor.

 

 

A continuación, un pequeño extracto del fallo de la Sentencia:

Te invitamos a que preguntes SIN COMPROMISO

En cualquiera de las dependencias de CUEVA Y ROZA ABOGADOS, situadas en GIJON, OVIEDO Y AVILÉS.